Blog

Blog dirigido a las personas que desean disfrutar de una vida feliz. Me gustaría escucharte y ayudarte a solucionar tu malestar.

Internet ofrece muchas posibilidades enriquecedoras pero también conlleva algún peligro cuando se utiliza por depredadores como un arma de seducción para adolescentes y jóvenes. Conviene estar bien informado para utilizar las redes de forma adecuada.

 Circulando por la red se encuentra un peligroso juego que seduce a muchos adolescentes y jóvenes. Se denomina “Ballena Azul” y consiste en superar retos que mezclan el miedo, el riesgo, la transgresión, y el peligro e inducen a la autolesión. Este juego puede estar detrás del suicidio de varios jóvenes en Colombia y Brasil. 

Iniciado en Rusia se ha extendido de manera vertiginosa a través de las redes. Mediante Facebook u otros medios “el curador” contacta con sus víctimas y cada día les propone un reto a superar. El primero es grabar “F57” con un cuchillo o navaja de afeitar en alguna parte del cuerpo (generalmente palma de la mano o brazo) y luego enviar la foto al curador. La última de las 50 pruebas que componen el proceso es “entregar la vida”

En España también se han producido varios casos en Cataluña. Otros dos casos en Madrid que investiga la Guardia Civil.

Recientemente ha surgido un nuevo juego denominado “Ballena Rosa” creado por dos treintañeros dedicados a la publicidad y al diseño gráfico que buscan convertirse en rivales del peligroso Ballena Azul y animan a los participantes a descubrir el sentido positivo de la vida. Las pruebas consisten, entre otras, en hacer un nuevo amigo o ayudar a alguien que sufre bullying. 

Aunque este juego se asemeja a “Ballena Azul” se diferencia en que su reto final es “salvar una vida”. Pero ambos, tienen en común que anulan la voluntad del jugador. Consisten fundamentalmente en hacerles obedecer órdenes. Someterse al decir del otro.

Para los padres es importante estar informados y conocer la existencia de estos peligros que también acechan en la Red. Pero no se trata de prohibir el uso de Internet a sus hijos. Toda prohibición de “algo” genera un mayor deseo hacia ello. 

Además, los jóvenes para crecer de forma equilibrada tienen que poder desarrollarse y convivir en su ambiente y en su época. Las redes sociales son, hoy día, un medio imprescindible y beneficioso en muchas actividades educativas que ellos desarrollan. A la vez, también fomentan el intercambio social, cultural y de ocio. Les ayudan a desarrollar muchas habilidades y estrategias diferentes y muy útiles. 

Lo importante es enseñarles y apoyarles para que utilicen las redes adecuadamente.  

Estos juegos encuentran más seguidores en aquellos/as adolescentes y jóvenes inseguros, que tienen un pobre concepto de sí mismos, se sienten aislados o incomprendidos por sus padres, amigos o entorno social y confunden la superación de estos retos y los mensajes engañosos y aduladores que reciben del “cuidador” con la aprobación y aceptación que desean obtener con ansia y sienten les falta en su día a día.

La mejor forma de ayudar a estos chicos/as víctimas de estos “juegos” es comunicarse con ellos. Tratar de entenderles y si es necesario permitirles acudir a un psicoanalista. 

Nadie puede avanzar en la vida si no se valora a sí mismo como persona. Al darle, al púber o adolescente, la oportunidad de hablar con total libertad se le permite también expresar sus miedos, liberar su angustia, poner en palabras sus dudas, sus vivencias y padecimientos, en un espacio, en el que va a ser escuchado y no va a ser juzgado por sus pensamientos y decires. 

Mediante la terapia podrá plantearse, entre otras, las peguntas:

¿Por qué se somete a quien le hace sufrir? ¿Por qué no valora su vida? ¿Qué le ha ocurrido para que sienta que no es digno de amor? 

Sus respuestas a estos interrogantes le transformarán en un sujeto capaz de disfrutar de su vida y de afrontar los avatares que en ella encuentre.