Blog

Blog dirigido a las personas que desean disfrutar de una vida feliz. Me gustaría escucharte y ayudarte a solucionar tu malestar.

“Y llegó el día en que el riesgo que representaba permanecer encerrada en el capullo era más doloroso que el riesgo de florecer”. Anais Nin

Ken Robinson nos habla de cómo encontrar la pasión de vivir.

En su libro “El Elemento” explica cómo encontrar “nuestro elemento” que significa encontrar el equilibrio global de nuestra propia vida.

Cada vida es única y diferente. Es orgánica y no lineal como nos inculcan con la educación programada en los centros educativos.

Esto quiere decir que, aunque no nos damos cuenta de ello, cada uno creamos nuestra propia vida mientras la vamos viviendo.

Ken nos propone, aprender a apasionarnos, dándole un nuevo significado a esta palabra, “pasión”, entendida no en el sentido de sufrimiento sino en el sentido de satisfacción.

Significa llegar a sentir aquello que nos apasiona hacer en la vida y, una vez que nos atrevemos a realizarlo, beneficiarnos del cambio positivo que genera en nuestras vidas y en las de aquellos con quienes la compartimos.

Descubrir nuestras habilidades, nuestras aptitudes muchas veces “escondidas” o “enterradas” bajo el peso de las descalificaciones o desencuentros sufridos o también debido a nuestra falta de confianza en nuestras propias capacidades.

Se trata de atreverse a probar, sin miedo a caer, estando preparados para levantarnos y volver a intentarlo, abiertos a sentir y luchar por conseguir aquello que a veces nos sorprende descubrir y también nos resulta complicado aceptar pero que es realmente lo que nos apasiona hacer en nuestra vida.

Nos recuerda la cita que se atribuye a Anais Nin:

 

“Y llegó el día en que el riesgo que representaba permanecer encerrada en el capullo era más doloroso que el riesgo de florecer”.