Blog

Blog dirigido a las personas que desean disfrutar de una vida feliz. Me gustaría escucharte y ayudarte a solucionar tu malestar.

En la presentación podemos ver una anécdota muy interesante vivida por Ernest Rutherford, conocido también como Lord Rutherford,  Premio Nobel de Química en 1908 por clasificar las partículas radiactivas en Alfa (α), Beta (β) y Gamma ([ɣ) y descubrir que la radiactividad va acompañada de una desintegración de los elementos. 

Lord Rutherford fue requerido por sus colegas para que les ayudara a evaluar a un alumno danés, Niels Bohr, que más tarde se convertiría en físico y obtendría el Premio Nobel de Física en 1922 por su investigación acerca de la estructura de los átomos y la radiación que emana de ellos.

Lo más importante que nos muestra esta historia es que hay muchas formas de aprender, cosa que, a menudo, olvidamos.

Una de las más eficaces es la práctica. El ensayo y error. El error, es cierto que, en un principio, nos desanima, pero también nos enseña y nos hace pensar.

La solución a un problema nunca es única, suele haber muchas formas de abordarlo. 

Ésta debería ser la meta de la educación escolar que debería estar en las antípodas de convertir a los alumnos en contenedores de datos, cifras y textos memorizados a base de repetir sin comprender.

Pero éste desafío, “enseñar a pensar”, atañe, en primera instancia, a los padres, porque la vida es un continuo afrontar y resolver problemas. Hay que decidir y saber elegir en cada momento la opción más adecuada.

Para lograrlo con éxito es preciso “haber aprendido a pensar desde niño”.

 

Descargar Presentación (Fuente desconocida / relaización EdnA)